Reconocimiento de Discapacidad

Con la entrada en vigor del REAL DECRETO 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía; los desórdenes hemorrágicos se valoran en función de:

“El grado de discapacidad a que se hace referencia en los criterios para la asignación de porcentaje, está basado en la repercusión de la patología sobre las actividades de la vida diaria y se clasifica según cinco niveles de gravedad: Nula, Leve, Moderada, Grave y Muy grave”

Discapacidad Nula: Los síntomas o signos, de existir, son mínimos y no justifican una disminución de la capacidad del sujeto para realizar las Actividades de la Vida Diaria.

Discapacidad leve: Los síntomas o signos existen y justifican alguna dificultad para llevar a cabo las A. V. D., pero son compatibles con la realización de la práctica totalidad de las mismas.

Discapacidad moderada: Los síntomas o signos causan una disminución importante o imposibilidad de la capacidad del sujeto para realizar algunas de las A. V. D., siendo independiente en las actividades de autocuidado.

Discapacidad grave: Los síntomas o signos, causan una disminución importante o imposibilidad de la capacidad del sujeto para realizar la mayoría de las A. V. D., pudiendo estar afectadas algunas de las actividades de autocuidado.

Discapacidad muy grave. Los síntomas imposibilitan la realización de las A. V. D.

Criterios para la Asignación del porcentaje de discapacidad atribuible a deficiencias hematológicas, entre los que se encuentra “Trastornos crónicos de la Hemostasia y de la Coagulación”.

Clase 1: 0 %

El paciente está diagnosticado de algún trastorno crónico de la hemostasia o coagulación y el grado de discapacidad es nulo y precisa o no tratamiento.

Clase 2: 1 a 24 %

El paciente está diagnosticado de algún trastorno crónico de la hemostasia o coagulación y el grado de discapacidad es leve y Precisa tratamiento continuado.

Clase 3: 25 a 49 %

El paciente está diagnosticado de algún trastorno crónico de la hemostasia o coagulación y el grado de discapacidad es leve y Precisa tratamiento continuado y tiene más de tres episodios agudos dependientes de su enfermedad al año que precisan atención médica durante al menos 24 horas

No obstante hasta hace unas décadas la administración de concentrados de la coagulación de origen plasmático, en el tratamiento de las personas con hemofilia, supuso la adquisición de otras enfermedades como el VIH y VHC. Por la tanto es importante tener presente los criterios de valoración en infección por VIH.

Criterios de valoración en infección por VIH, queda recogido en REAL DECRETO 1169/2003, de 12 de septiembre, por el que se modifica el anexo I del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía.

  • Clase 1: 0%

El paciente está diagnosticado de infección por VIH y El grado de discapacidad es nulo y Precisa o no tratamiento.

  • Clase 2: 1 a 24%

El paciente está diagnosticado de infección por VIH y El grado de discapacidad es leve y precisa tratamiento continuado y Presenta menos de tres episodios anuales de enfermedades relacionadas con su inmunodeficiencia, que precisan atención médica hospitalaria (*) durante al menos 24 horas cada uno o durante menos de 30 días al año.

  • Clase 3: 25 a 49%

El paciente está diagnosticado de infección por VIH y El grado de discapacidad es moderado y Precisa tratamiento continuado y presenta de tres a seis episodios anuales de enfermedades relacionadas con su inmunodeficiencia, que precisan atención médica hospitalaria (*) durante al menos 24 horas cada uno o durante más de 30 días al año.

  • Clase 4: de 50 a 70%

El paciente está diagnosticado de infección por VIH y Precisa tratamiento continuado y se da una de las siguientes circunstancias:

  • El grado de discapacidad es moderado y presenta más de seis episodios anuales de enfermedades relacionadas con su inmunodeficiencia que precisan atención médica hospitalaria (*) durante al menos 24 horas o durante más de 60 días al año o El grado de discapacidad es grave.
  • Clase 5: 75%

El paciente está diagnosticado de infección por VIH y Precisa tratamiento continuado y el grado de discapacidad es muy grave.”

(*) Debe entenderse como atención médica hospitalaria cualquier atención realizada en servicios relacionados con el hospital de referencia, incluyéndose en ellos el hospital de día, hospitalización domiciliaria, servicios de urgencia, unidades de estancia corta, etc.

Si valora en su caso que se encuentra en algunos de los casos especificados, no dude en ponerse en contacto con su asociación o con la Federación Española de Hemofilia.

Reconocimiento inicial, adquisición, revisión y certificación del grado de discapacidad en la Comunidad de Madrid.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options