Cientificos europeos desarrollan una vacuna experimental inhalada contra el VIH

Publicado en: Otras Patologías, VIH
Tags:

Un estudio preclínico muestra que el aerosol es seguro y despierta las defensas

La vía de administración, a través de las mucosas, parece facilitar la reacción inmune

Un aerosol, basado en la vacuna que consiguió erradicar la viruela, acaba de dar sus primeros pasos en el laboratorio como candidato a vacuna contra el sida. Un estudio en monos, que acaba de publicar ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, demuestra que el preparado es seguro y capaz de ‘despertar’ las defensas de los macacos.

“Es un avance más en el desarrollo de la vacuna [contra el sida]. Esto no demuestra que funcione, sino que cumple con los postulados inmunológicos, es decir, que activa las poblaciones [celulares] que son importantes en defensa”, explica a elmundo.es Mariano Esteban, jefe del Grupo de Poxvirus y Vacunas del Centro Nacional de Biotecnología, del CSIC, y uno de los firmantes del trabajo.

Se trata de una investigación preliminar y los científicos tienen muy presente que la historia reciente de la lucha contra el sida está sembrada de vacunas fracasadas, en fases más avanzadas de la investigación. Sin embargo, por el momento los resultados han sido positivos y, además, ya se ha evaluado en humanos su seguridad (un ensayo clínico en fase I con 40 voluntarios sanos). Supone, de hecho, la primera vacuna de la iniciativa Eurovacc (destinada a desarrollar vacunas contra el virus del sida) que se evalúa en personas.

En el nuevo trabajo han participado 20 científicos, procedentes de 12 centros de investigación de seis países europeos. Por primera vez, se ha demostrado que esta vacuna inhalada es segura y genera una respuesta inmune fuerte y sostenida en el tiempo. El preparado está formado por dos virus (modificaciones del ‘vaccinia virus’, el de la vacuna de la viruela) que ejercen de ‘vehículos’ (vectores) para cuatro antígenos del VIH, es decir, moléculas del patógeno capaces de suscitar una respuesta de nuestras defensas. Inicialmente, se inyecta un primer estímulo (una molécula de ADN ‘desnuda’ a la que se han incorporado estos cuatro antígenos) y a continuación llegan las dos inhalaciones de la vacuna. Se trataría de una vacuna preventiva, aunque también se está evaluando como posible vacuna terapéutica. Precisamente, otro ensayo en monos realizado por este grupo de investigación ha mostrado recientemente que los macacos vacunados quedaban protegidos contra un virus híbrido, mezcla del VIS (el virus que infecta al simio) y el VIH (el de los humanos).

Directo a la mucosa

El modo de administración parece tener ventajas a la hora de generar una respuesta inmune. Al fin y al cabo, el tracto respiratorio está en contacto con más patógenos infecciosos (sólo superado por el aparato digestivo), así que la mucosa está equipada para generar con rapidez una respuesta inmune. Los posibles riesgos de inhalar el preparado (que dañase los pulmones o llegase al cerebro) no se han visto en el trabajo de ‘Proceedings’.

Además, la vacuna inhalada resultaría rápida y fácil de administrar (sobre todo, en países en desarrollo faltos de manos expertas), por lo que los autores confían en que “podría ofrecer una solución viable para futuras campañas de vacunación en masa contra enfermedades transmitidas a través de las mucosas [además del sida, otras como la tuberculosis o el virus del papiloma humano]”, escriben en su artículo.

Ahora, los investigadores planean llevar a cabo un ensayo clínico en fase II en África, en el que se medirá la seguridad y comenzará a evaluarse la eficacia en un mayor número de voluntarios. Esteban prefiere ser cauto por el momento y no dar fechas para el desarrollo de esta inmunización. “Todo irá en función de los ensayos clínicos. Todavía no hemos conseguido conquistar el sida. No podemos decir que ésta sea la vacuna, sino que es un paso adelante”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
Change this in Theme Options
Change this in Theme Options