Deporte y Hemofilia

En la práctica de deportes la Federación mundial de hemofilia, recomienda la realización de actividades que no impliquen contacto como las caminatas, la natación, el golf, el bádminton, la arquería, el ciclismo, el remo, la navegación y el tenis de mesa. Y se hace especial hincapié en evitar aquellos deportes de alto contacto e impacto como el fútbol, el hockey, el rugby, el boxeo y la lucha, así como las actividades a alta velocidad como las carreras de motocross y el ski. Debido a la posibilidad de sufrir lesiones que pongan en riesgo la vida, a menos que el paciente cuente con una profilaxis adecuada que le brinde protección para la práctica de tales actividades.

Además se debe tener en cuenta en cualquier programa deportivo la previa organización, evaluación de situaciones de riesgo y protocolos de actuación en situaciones de emergencia. Es muy importante que en cualquier actividad que se realice con personas con hemofilia se cuente equipo protector multidisciplinar.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options