Prevención y Ejercicio Físico

La práctica de actividades físicas en los pacientes con hemofilia es una forma de terapia de prevención que debe acompañarse con el tratamiento farmacológico de la enfermedad. No obstante cada paciente debe ser sometido antes a una valoración física por un fisioterapeuta especializado en hemofilia, para la correcta indicación de unos ejercicios específicos que se adapten a su demanda clínica.

Las personas con hemofilia deben practicar actividades físicas para fortalecer sus músculos, articulaciones, de esta forma estarán más protegidas frente a los sangrados y posibles golpes que puedan terminar en problemas musculo-esqueléticos. Además es recomendable mantener un peso saludable y buen estado físico en general, lo cual ayuda a aumentar su autoestima.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options