Deficiencia combinada de Factor V y Factor VIII

La deficiencia combinada de los factores V y VIII, es un trastorno hemorrágico hereditario en el que la cantidad de esos dos factores en el organismo es más baja de lo normal. Esta deficiencia combinada es completamente diferente a la deficiencia del factor V y la deficiencia del factor VIII (hemofilia A). Debido a este defecto la reacción de coagulación se interrumpe prematuramente y el coágulo sanguíneo no se forma.

Es un trastorno autosómico recesivo (ambos padres son portadores del gen) y afecta tanto a varones como a mujeres.

Generalmente los síntomas son leves, entre los más comunes se observan hemorragias cutáneas, menorragias, sangrado en la boca (por ejemplo, después de un procedimiento dental), hemorragia después de la circuncisión y sangrado anormal durante o después de una cirugía, lesión o parto.

La deficiencia combinada de factor V y factor VIII se diagnostica mediante una variedad de pruebas sanguíneas que miden las concentraciones de ambos factores.

Existen tres tratamientos disponibles para la deficiencia combinada de factor V y factor VIII, el concentrado de factor VIII, el Plasma fresco congelado (PFC) y la Desmopresina (DDAVP). En el caso de las mujeres, las pastillas anticonceptivas y los fármacos antifibrinolíticos son los indicados para ayudar a controlar las menorragias.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options